Sigue esta guía básica de Ciudad para Mascotas en Spotify para darle la bienvenida a tu lomito


POR: LILIANA HERNÁNDEZ

FOTO: CORTESÍA


Todo lomito que llega a nuestros hogares, primeramente esperemos haya sido por elección, por lo que es importante conocerlos y saber como tratarlos.


Al recibirlo:

  • Asignarle un espacio o zona de seguridad, con una transportadora y una manta o cobija para mantenerlo siempre en calor, especialmente en esta temporada del año. Plato de comida y de agua, y juguetes interactivos.

  • Establecer horarios. Para comer, liberar (hacer “pipí” y “popo”), pasear, jugar, etc. Es decir, para todas sus actividades.

  • Dosificar el amor que le transmitimos y las recompensas que le damos. En este sentido deberemos tener en cuenta que un cachorro debe crecer en cuatro patas, es decir, evitar cargarlo todo tiempo en brazos.

Relacionadas con su salud, alimentación y vacunas

  • Observarlo para aprender a identificar cuando está bien y cuando no lo está, tanto física como emocionalmente, y consultar al médico veterinario en caso necesario.

  • Asegurar que tenga el descanso que necesita, a través del sueño profundo por la noche y siestas durante el día.

  • Dedicarle tiempo de convivencia por lo menos 20 minutos diarios.

  • Es importantísimo tomar en cuenta que un cachorro continúa desarrollándose fuera del útero de su madre; su sistema inmunológico en particular, por 6 meses más. Por lo que es fundamental visitar al médico veterinario para que le aplique las vacunas indicadas para los primeros meses de vida y prevenir que adquiera enfermedades potencialmente mortales, y al mismo tiempo protegernos a nosotros mismos. O en su caso, estar atentos a campañas de vacunación gratuitas en nuestra localidad.

  • Darle de comer alimento para mascotas especialmente diseñada para cachorros hasta los 12, 18 o 24 meses dependiendo su tamaño y raza, con los nutrientes y valor calórico necesarios para soportar su crecimiento a nivel muscular y de tejidos, óseo, etc.

Relacionadas con su adiestramiento

  • Instruirle comandos básicos a través de la repetición constante y recompensas a las conductas que deseamos de él, tales como:

  • Baño. Para que libere en el momento que le demos el comando y en la textura que definamos, que puede ser tierra, pasto, periódico, etc.

  • Llamado. Para que acuda a nosotros en el momento que lo llamemos.

  • Junto. Para que se mantenga a nuestro lado al pasearlo, sin forcejear.

  • Silencio. Para que pare de ladrar o llorar y evitar que lo haga en exceso, sobre todo cuando lo dejemos solo en casa.

  • Enseñarle también las texturas de lo que sí está permitido morder, darle juguetes de caucho, por ejemplo, y minimizar así las probabilidades de que muerda muebles, zapatos, etc.

Confiamos en que esta guía te ayudará a recibir a tu nuevo cachorro como se lo merece, cuidarlo los primeros meses de su vida apropiadamente y sentar las bases de una relación sana. Recuerda que un tutor responsable de mascotas es aquél que cubre sus necesidades básicas de alimentación, salud, físicas y psicológicas para mantenerlo saludable, feliz y seguro.

Escucha esta serie de podcasts completa en el perfil de Ciudad para las Mascotas en Spotify: https://spoti.fi/31VjPNm.