Mucha espuma = sulfatos ¡cuidado!


Por: Liliana Hernández

Foto: Cortesía



Un baño con mucha espuma puede ser divertido; sin embargo, todo lo que hay detrás de la cantidad que produce cualquier producto, puede ser nocivo para tu piel y para tu pelo. Cuando existe mucha presencia de espuma en un shampoo, es indicador de la presencia de sulfatos, un tensioactivo sintético.


Muchas veces lo que nos parece divertido y placentero, no es tan bueno para la salud, menos cuando se trata de tocar zona de la piel tan sensibles. Los sulfatos son uno de los ingredientes más tóxicos y controvertidos del mercado y aunque no lo creas, está presente en al menos 7 de cada 10 productos de higiene.


Muchas de las veces no nos ponemos a leer lo que contienen los productos que nos aplicamos, pero ahora es momento de hacerlo y detectar estos indices. Si dentro de ellos encuentras frases como “Sodium Lauril Sulfate” o “Sodium Laureth Sulfate” (SLS), déjalo, definitivamente no es algo bueno para nuestro cuidado, mejor busca una opción más natural.

Los shampoos naturales no generan tanta espuma al entrar al contacto con el agua, esto porque brinda una experiencia de lavado suave que es más amable con nuestro pelo, además, irritan menos tu cuero cabelludo evitando a la larga el debilitamiento del folículo capilar. Cada vez hay más líneas mexicanas como Chili&Chili que no utilizan sulfatos, ni parabenos, ni colorantes artificiales, ni conservantes como el EDTA (ácido etilendiaminotetraacético).

Otro de los detalles que encontrarás en un shampoo natural son los ingredientes, te recomendamos aquellos que contengan extractos como cacahuananche, chile, romero, té verde, ortiga y nopal con vitaminas y nutrientes como el D-pantenol, la arginina y la glicerina, los cuales te ayudarán a fortalecer tu pelo desde la raíz y evitar a futuro padecimientos como la alopecia.

Y recuerda, cada que busques el shampoo ideal para tu pelo, revisa bien las etiquetas y elige la opción más natural.