Viajar con menores en el auto, debe ser siempre seguro


Por: Liliana Hernández

Foto: Cortesía


Te llamarán exagerada (o), pero siempre que llevemos menores en el auto, es importante brindarles la seguridad que ameritan para evitar cualquier percance.


Chicco, la marca italiana especializada en el sector del cuidado del bebé, se esfuerzan día con día en ofrecer los mejores productor para mantener la seguridad de los pequeños, pero siempre con estilo y convirtiéndolo en una forma agradable de ofrecerles lo mejor para su vida.


Así que como muestra del compromiso que han adquirido con todos, nos comparten 4 reglas básicas para que los mejores viajen seguros en el auto y con todas las comodidades que necesitan, y traen consigo su nueva Fit4.

El asiento de auto convertible cuatro en uno, con el que se podrán realizar trayectos seguros con los niños desde recién nacidos y hasta los diez años de edad. Está diseñada para ofrecer un ajuste y comodidad de primer nivel durante las etapas: Infantil (de 1.8 y hasta 7.2kg), Toddler (de 5.5 y hasta 18kg), Preescolar (de 11 y hasta 29.5kg) y Niño grande (de 18.1 y hasta 45.3kg).


A través de su construcción en capas, es fácil de quitar y poner, lo que proporciona más espacio para ese importante pasajero. Su reposacabezas cuenta con diez posiciones de fácil ajuste y nueve movimientos reclinables para un viaje cómodo y seguro, ya sea en trayectos cortos o largos.

Aquí las 4 reglas.

  1. ¡No existen los trayectos cortos, siempre deben ir abrochados!

Incluso si el viaje es corto, si hace calor, si tienes prisa, el niño siempre debe estar asegurado, sentado y correctamente abrochado dentro del coche. Cuando se trata de seguridad, esto debe estar garantizado en todo momento y en cada situación. No hay excusas.

  1. Elegir silla con etiqueta homologada

Al elegir la silla para el coche, debes de tener en cuenta la fase de crecimiento del menor y verificar siempre que está presente la etiqueta de homologación de la silla correspondiente a su peso y altura. Ésta contiene toda la información y las principales características del producto. Su presencia es la primera garantía de la calidad del producto cuando lo estás comprando y a la que estás confiando la seguridad de tu hijo.

  1. ¡Nueva es mejor que usada!

La compra de segunda mano no garantiza la seguridad del niño. De hecho, los auto asientos ya usados pueden haberse dañado o mostrar un desgaste que podría comprometer la seguridad de tu hijo. Y, sobre todo, no es recomendable usar los que hayan estado involucrados en accidentes.

  1. A contramarcha es mucho más seguro

Es importante transportar a los niños con el asiento en la dirección opuesta a la marcha. Esto evitará que el niño sufra riesgos potenciales e innecesarios de lesiones o traumatismos en la cabeza y el cuello si se sufre de un impacto frontal, ya que están apoyados adecuadamente y las fuerzas generadas en caso de impacto se extienden por un área más grande.

Ahora sí, disfruta de un viaje cómodo y seguro.