Charlie Zaa vuelve a los escenarios con entrañable concierto



El cantante Charlie Zaa, se presentó la noche del miércoles en el Teatro Metropolitan, lugar donde logró reunir a casi tres mil asistentes, quienes se adentraron en el ritmo del bolero romántico, del cual es participe el cantante.

Las luces del escenario se encendieron en punto de las 21:00 horas, donde comenzó a sonar la entrada del tema; “25 rosas”. Así, el intérprete apareció en el escenario, portando un traje elegante que lo hacia lucir muy al estilo de los boleros de antaño, “buenas noches mi gente hermosa, gracias a dios estamos nuevamente aquí, fueron muchos años de ausencia”.

“La mayoría de los que están aquí seguramente es por que siguen mi música de hace mucho tiempo, hoy dios me da la oportunidad de tenerlos nuevamente cerca de mi, han pasado muchas cosas, mi separación fue de hace más de 5 años, ahora vengo con más ganas de cantarles y recordarle a todas esas nuevas generaciones, que el boleto es el alma mater de la música”.

Palabras que motivaron al público, quienes no pararon de cantar de principio a fin, y en múltiples ocasiones se pusieron de pie, para acompañar con baile al cantante. “Un disco más”, “Niégalo todo”, “Ódiame”, “Amigo de que”, “No me toquen ese vals”, “Flor sin retoño”, “Senderito del amor”, “Rondando tu esquina”, “Que nadie sepa mi sufrir”, “Cinco centavitos” y “Rebelión”.

A pesar de los problemas de audio que abrumaron al cantante, no fue impedimento para que la gente se mantuviera con la energía con que inicio el evento, incluso, hubo en momento en el que Zaa dijo, “ya no puedo seguir así, desde que comenzamos están estos problemas, ustedes no tienen la culpa, pero de verdad no me siento cómodo”.

Al público no le importaron los problemas técnicos, y no lo dejaron despedirse, por lo que se dio el momento de invitar al escenario a La Sonora Santanera, para dar paso a los temas; “Se me perdió la cadenita”, “Botecito de vela” y “La pollera colora”.

Una noche de sentimientos encontrados, pero que sin importar más allá, Charlie Zaa se entrego al público en cada tema, por lo que decidió compartir un momento más íntimo, al invitarlos a comprar su disco, “Celebración”, y a las primeras 100 personas que lo tuvieran, los invitaría al camerino a tomarse la foto y autografiarles el álbum.