Cannabis Culture Series: Cómo influyó el cine en el uso del cannabis


POR: AGENCIA


Gracias a los avances tecnológicos, la historia humana ha sido catalogada y almacenada desde principios del siglo XIX en diferentes formatos de vídeo, ya sean en videos largos, cortos, a blanco y negro, a color, en 4K, entre otros.


Por otro lado, la industria del cannabis también ha evolucionado, y con estos cambios, se han visto nuevas formas en la que esta planta ha sido documentada y plasmada en el cine.


El cannabis hizo su debut en la película “Reefer madness” en 1936; una película que satanizaba el consumo de esta planta, donde para 1937, este tipo de estereotipos sirvieron como propaganda para prohibir y castigar su uso y consumo dentro de la ley. Sin duda, el cine nos ayuda a poner en contexto diferentes épocas y nos facilita la apreciación del paso del tiempo, permitiendo indagar en diferentes perspectivas, como fue el caso con “Reefer Madness”, que pasó de ser una película que sembró las semillas del miedo y la desinformación en la mente de innumerables padres y adolescentes a un pedazo de historia en donde el clasismo y racismo no se quedaban atrás.


Durante mucho tiempo, era poco común que las películas importantes tuvieran escenas de consumo de cannabis después del lanzamiento de "Reefer Madness"; ya que “El Código de Producción de Películas”, un conjunto de estándares y regulaciones destinados a mantener el material objetable o moralmente cuestionable fuera del cine. Hasta los años sesenta, fue cuando se decidió abandonar el código, y fue ahí donde el cannabis volvió a aparecer.


La película “Easy Rider” trajo al cannabis tan estigmatizado de nuevo a los cines, donde marcaría el inicio de un nuevo género de películas denominado “Stoner Movies”, un subgénero cinematográfico que gira en torno al uso recreativo del cannabis.


Para los años 80 “Up in the smoke” una película donde se narra la vida “Cheech & Chong”, dos personajes que parecía no podían vivir sin consumir marihuana. Esta película empezó a tomar popularidad casi convirtiéndose en un clásico.

Es ahí donde parecía que el cannabis por fin llegaría para quedarse, pero a finales de la década de los 80, pasó de ser un tropo cómico a una influencia negativa, gracias a la intromisión del gobierno, esta vez, de la administración Reagan.


Pero no pasó mucho tiempo, ya que el cannabis volvió a las pantallas, tanto grandes como pequeñas, con películas y series de televisión dedicadas a la planta, y por supuesto, muchos de los títulos pertenecían al género de “Stoner movies”, debido a la gran aceptación que estaban recibiendo este tipo de comedias.


Por otro lado, este tipo de películas fue creando estereotipos de consumidor, debido a los distintos enfoques que le daban respecto al uso del cannabis, generando que se alejaran por completo de aquella percepción malvada y violenta de los años 40 y a finales de la década de los 80.


A través de estas películas nos podemos dar cuenta de cómo ha ido evolucionando la manera de representar el cannabis y sus consumidores. Hoy en día ya no solo se les identifica como adorables perdedores, improductivos, con ilusiones de grandeza, etc. Actualmente estas películas nos muestran una representación del consumidor habitual de cannabis dentro del contexto de sus directores, donde actores y actrices como: Kristen Stewart, Jennifer Lawrence, Lady Gaga, Jennifer Aniston, Justin Timberlake, Morgan Freeman, Matt Damon, Cameron Diaz, Johnny Depp, Oprah Winfrey, entre otros; disfrutan de una vida libre de estigmas en donde públicamente no tienen miedo a que se les asocie con esta planta y su consumo, ya que éste puede ser responsable, no pertenece solo a un grupo y es algo que todos podemos aprovechar y disfrutar.


Es por ello que Canncura, la startup líder en la industria del cannabis en México, considera importante recordarle a los consumidores que el cannabis aún no está 100% regulado en el país; sin embargo, refuerza nuestra misión con crear conciencia sobre el tema, con el objetivo de obtener distintas propuestas que ayuden al medio ambiente y al ser humano.