Campeche inauguró Parador Fotográfico en Bécal


En la bella ciudad de Calkiní en el estado de Campeche, se encuentra el pueblo de Bécal, lugar que recientemente inauguró el Parador Fotográfico de la Junta Municipal de Bécal. Durante el evento de inauguración se anunció que tanto la Secretaría de Turismo del Poder Ejecutivo y el Ayuntamiento de Calkiní seguirán trabajando a favor de la

actividad turística del estado, en seguimiento a las instrucciones del Gobernador del Estado, Carlos Miguel Aysa González.


En la inauguración estuvierón presentes Jorge Manos Esparragoza, Secretario de turismo del estado y Roque Sánchez, alcalde de Calkiní, “Bécal, es importante referente de la actividad artesanal en nuestro Estado, pues en esta comunidad son elaborados los reconocidos sombreros de palma denominados Jipijapa y de igual manera Calkiní tiene atractivos con potencial por lo que se continuará impulsando el turismo en esta región”, comentó el Secretario de Turismo.


Sobre Bécal y los sombreros Jipijapa A tan sólo dos horas de la ciudad de Campeche, se encuentra el pueblo de Bécal, famoso por ser el lugar donde confeccionan los sombreros de palma de Jipijapa, donde un grupo de artesanos se reúnen en cuevas para fabricar los elaborados sombreros, ya que se requieren condiciones de

humedad para manejar la fibra de la palma por lo que no se podría realizar al aire libre.


El proceso de elaboración es completamente manual, comienza cortando los cogollos de la palma de piji y azotarlos para que se abran, después se rayan con una aguja las fibras de la hoja y se separan unas de otras. Ya que está rayado el guano se hierve con azufre aproximadamente hora y media para que se ponga blanco, luego se seca al sol sobre una cuerda. Ahí el guano se enrolla a lo largo y queda listo para tejerlo.


Sobre los sombreros Jipijapa, son más que un proceso artesanal o sólo un accesorio, es algo que conjuga la similitud con los ciclos astronómicos que los antiguos mayas consideraban sagrados. Al igual que el sol, comienza bajo tierra, con la germinación de la palma de jipijapa y su tránsito hacia las profundidades. Allí, como los personajes míticos, esta palma fibrosa es transformada para luego salir de las profundidades con la única finalidad de seguir al sol, de mirar al cielo.