Deliciosos y nutritivos platillos con cereales europeos


POR: TB

FOTO: CORTESÍA


Gracias a sus estándares de cultivo, los cereales de la UE destacan por su calidad y sabor.


Los hábitos saludables son la base para un día activo y un primer paso para comenzar es la alimentación. Llevar una dieta equilibrada y nutritiva te da toda la energía que necesitas para realizar tus actividades cotidianas. Incluir los ingredientes correctos, como la rica variedad de cereales de la Unión Europea, es una forma segura de integrar alimentos de la más alta calidad a tu dieta diaria.


Los cereales europeos son parte importante de la historia gastronómica del Viejo Continente, pero también son un producto de confianza que se cultiva bajo estrictos estándares de calidad y seguridad, los cuales están respaldados en su etiquetado. El trigo representa más de la mitad de todos los cereales cultivados en la UE; el centeno es de los favoritos de los panaderos del este de Francia, en toda Alemania y en el norte de Hungría; mientas que la avena, que se cosecha durante el verano, se puede encontrar en los campos polacos y finlandeses.


Estos son solo algunos ejemplos de todos los cereales que se cultivan en Europa.

Altos estándares de producción = ¡alimentos 100% seguros! Una vista aérea de la UE te mostrará verdes paisajes salpicados de dorados campos de cultivo de cereales gracias a los únicos suelos europeos y el clima adecuado. Además, los procesos de producción se han perfeccionado con el tiempo, ya que los agricultores europeos obtienen

apoyo económico para la innovación tecnológica y desarrollo de los cultivos.


Esto, junto con los más altos estándares, les permite “integrar nuevos procesos de producción, brindándonos así los mejores ingredientes posibles”, como lo expresa Bogdan Sitaru, agricultor en Brăila, Rumania.


¡Los cereales son un ingrediente imprescindible para ensaladas y bowls!


Los cereales les dan un giro sorprendente a tus comidas. Puedes añadirlos a tus postres y botanas de media tarde. Te recomendamos preparar sencillas ensaladas a base de cereales que son perfectos para el almuerzo, para llevar al trabajo o una cena ligera. Un ejemplo de un cereal con gran versatilidad es la espelta, que está ganando popularidad rápidamente debido a sus beneficios nutricionales.


Cultivada desde la época medieval en España, Austria y el sur de Alemania, la espelta se puede encontrar no solo en panes, harinas y cereales, sino también en bebidas como el vodka polaco, la cerveza belga y la ginebra holandesa.


Deliciosa y colorida ensalada de espelta (2 porciones)


La espelta poco a poco va ganando terreno en la cocina mexicana, por lo que esta receta con queso mozzarella y vegetales será un excelente comienzo hacia una dieta con más cereales.


Necesitarás:

 100 g de espelta de las montañas austriacas

 125 g de queso Mozzarella di Bufala Campana- (Denominación de Origen Protegida -

DOP)

 1 zanahoria grande de los valles de Países Bajos

 ½ pimiento morrón rojo

 2 cucharadas de aceitunas verdes, cultivadas bajo el sol español

 1 cucharadita de aceitunas negras sin hueso provenientes de los campos griegos

 1/2 cucharadita de cebollín fresco picado

 2 cucharadas de aceite de oliva extra-virgen directo de la cálida región de Alentejo en


Portugal

 Sal al gusto

 250 ml de agua


Preparación:

1. Para una cocción más rápida, remoja la espelta en agua de 4 a 5 horas.

2. Calienta el agua en una olla y añade la espelta previamente remojada con una pizca de sal. Llévala a ebullición y luego baja a fuego lento, tapa y deja cocer por 35 minutos.

3. Mientras tanto, pela la zanahoria y córtala junto con el pimiento rojo en cuadritos. Pica las aceitunas negras en aros.

4. Cuando haya pasado el tiempo de cocción de la espelta, cuélala y añade las aceitunas,

la zanahoria y el pimiento.

5. Sirve en un tazón. Añade el queso mozzarella y las aceitunas verdes.

6. Da el toque final con el cebollín fresco, sal y un chorrito de aceite de oliva. Revuelve y ¡a disfrutar!


Inspírate con los sabores y colores que la Unión Europea tiene para ti. Todos los productores europeos están comprometidos a llevar a tu mesa productos de alta calidad cultivados con base en años de conocimiento y ancestrales tradiciones de cosecha.