Día del Bisquet...celebra con uno muy rico


POR: LILIANA HERNÁNDEZ

FOTO: CORTESÍA


¿Sabías que el Día del Bisquet ya tiene registro como una efeméride en México? Así es y este 29 de septiembre celebramos su segundo aniversario, y la mejor manera para celebralo, es ir por uno de inmediato a Bisquets Obregón, famosos por su gran calidad y sabor.


Para Bisquets Obregón decidió honrar a este delicioso pan que nos ha acompañado por generaciones en “La Sabrosa Tradición Familiar”, es muy importante, gracias a sus diversas personalidades se ha convertido en el pan universal, ya que lo puedes comer dulce o salado, solo o acompañado, de día o de noche, es cuestión de darle tu toque personal.

El bisquet es un pan tan noble que se adapta al estilo de cada persona; algunos le ponen de todo y otros son más sencillos, por ejemplo, existe el bisquet fan formal, el cual se caracteriza por la elegancia al comer el bisquet solito o está el bisquet fan divertido que no le teme a experimentar con la mezcla de distintos sabores. El punto principal es saborear cada detalle y descubrir todas las posibilidades, además cuenta con más de 100 sucursales en todo el país.

“Este espacio ha perdurado en el gusto de las familias mexicanas gracias a la calidad, el sabor y el amor que se le pone a cada platillo, a cada taza de café y a cada pan recién horneado. Por esta razón, nos entusiasma celebrar el segundo aniversario del Día del Bisquet” menciona Mauricio Mier, director de comunicación de Bisquets Obregón.

En el marco de esta celebración, te compartimos algunos datos curiosos que probablemente desconocías acerca de este delicioso pan:

  • El bisquet es uno de los panes más amados del país, gracias a las mil y un maneras de degustarlo.

  • En Bisquets Obregón se han horneado tantos bisquets que apilados podrían construir 2,718 torres con la altura de la Pirámide de Kukulcán en Chichen Itzá en Yucatán, u 83 veces el equivalente a la altura del Cerro de la Silla en Monterrey. ¡Increíble!

  • También son conocidos como bisquets chinos o de sal, aunque en su preparación llevan azúcar.

  • El bisquet es un pan tan versátil que lo puedes acompañar de lo que venga a tu imaginación, gracias a su sabor, esponjosidad y suavidad, por ejemplo, con jamón y queso, estilo mollete, con mole, nata, mermelada de sabores, cajeta, miel, frutas o de la manera que más te guste.

Ahora que ya conoces más sobre la versatilidad del bisquet y sabes porque es parte de la tradición mexicana, es cuestión de encontrar tu estilo para comerlo y degustarlo en compañía de tus seres queridos. En Bisquets Obregón encuentras el Bisquet tradicional, Bisquet de mantequilla y Bisquet de arándano, los cuales los puedes “preparar a tu manera”