3 platillos con bacalao noruego para las fiestas patrias



POR: TB


El bacalao noruego es uno de los alimentos más esperados y preparados en las celebraciones de navidad y fin de año en México. Es un platillo que se ha posicionado como protagonista durante estas celebraciones y en los famosos recalentados familiares. Sin embargo, no es necesario esperar hasta el mes de diciembre para poder cocinar bacalao y aprender recetas que no son del todo tradicionales en nuestro país; para las celebraciones del 15 y 16 de septiembre también hay numerosas opciones para cocinar esta delicia de la gastronomía mundial. El llamado “oro blanco” de los vikingos tiene millones de interpretaciones culinarias de acuerdo con las diferentes culturas que lo han adoptado dentro de su gastronomía. Los vikingos son los responsables de que este delicioso pescado traspasara fronteras, y su historia es tan fascinante como su sabor, ya que se remonta a más de 1,100 años atrás. En Noruega utilizan varias especies de la familia del bacalao, como el bacalao tradicional y el ling, que son las especies mas comunes para la exportación a México. Es éste un pescado tan versátil que puede cocinarse a la parrilla, al horno e incluso hervido. En México, las fiestas patrias están a la vuelta de la esquina. La integración del bacalao en la cocina mexicana es resultado de un amplio e inmenso intercambio cultural, y es motivo de celebración y un excelente pretexto para compartir momentos en familia y con amigos. Por esta razón, el Norwegian Seafood Council, una de las organizaciones de productos del mar más grandes del mundo, comparte 3 recetas de bacalao que serán el deleite en estas fiestas patrias.

Sopa de tomate picante con bacalao noruego

Ingredientes

  • 400 g. de bacalao salado noruego rehidratado, sin piel ni espinas.

  • 1 cebolla.

  • 4 dientes de ajo.

  • 2 chiles de árbol.

  • 800 g. de tomate en lata.

  • 2 L. de agua.

  • 2 L. de caldo de verduras.

  • 1 manojo de orégano.

  • 1 manojo de albahaca.

  • 4 huevos.

  • Sal y pimienta.

  • Aceite vegetal.

Dividir el pescado en 4 raciones y freír a fuego medio durante aproximadamente 3 minutos por cada lado hasta que se dore ligeramente. Hervir los huevos durante 8 minutos y enfriarlos en agua. Cortar finamente la cebolla, el ajo y el chile, y freírlos en un sartén a fuego lento. Añadir el agua, los tomates troceados, el caldo de verduras y el pimiento. Cocinar la mezcla a fuego lento durante 10 minutos. Triturar la mezcla con una batidora de mano, salpimentar y llevar a ebullición. Cortar los huevos por la mitad y servir la sopa con los trozos de bacalao salado fritos y los huevos cocidos. Bacalao noruego al horno en salsa blanca Ingredientes

  • 450 g de bacalao salado noruego rehidratado, sin piel ni espinas.

  • 2 cucharadas de aceite de oliva.

  • 1/2 L de crema agria.

  • 2 cucharadas de aceitunas negras.

  • 1 cucharadita de ajo en pasta.

  • 1 cucharada de mantequilla.

  • 900 g de papas.

  • 1/2 cucharadita de paprika.

  • 250 g de queso gouda rallado.

  • 2 cucharadas de queso parmesano en polvo.

  • 1 cebolla.

  • Sal y pimienta.

Desalar el bacalao noruego y desmenuzarlo. En un sartén caliente con aceite de oliva, dorar la cebolla picada en cubitos por 3 minutos. Luego mezclar con el ajo en pasta y sofreír por dos minutos. Agregar la crema y la paprika. Luego agregar el bacalao y las aceitunas negras cortadas en rodajas. Poner sal y pimienta al gusto y mezclar bien. Aparte, untar un molde con mantequilla, hervir las papas y colocarlas. Encima colocar el queso gouda rallado, y el bacalao. Espolvorear el queso parmesano y llevar al horno por 10 minutos. Bacalao noruego tradicional esplendoroso Ingredientes

  • 900 g de bacalao salado noruego rehidratado, sin piel ni espinas.

  • 2 cucharadas de alcaparras.

  • 1 cucharada de ajo molido.

  • 1 cucharada de mantequilla.

  • 4 hongos portobello.

  • 1 pimiento rojo,

  • 1 cebolla.

  • 2 papas.

  • 1/2 L de crema agria.

  • Queso parmesano al gusto.

  • Aceite de oliva.

  • Sal y pimienta.

Desalar el bacalao. Cocer las papas en rodajas sin dejar que se ablanden mucho. Saltear en mantequilla los hongos portobello rebanados y el pimiento en juliana. Colocar en un refractario una capa de papas, otra de bacalao, los hongos y el pimiento. Hacer una crema con la cebolla cortada en cuadritos, el ajo molido, el aceite, la crema y las alcaparras. Salpimentar al gusto y verter sobre los ingredientes. Agregar encima el queso parmesano rallado y llevar al horno por media hora. Cómo desalar el bacalao Cortar el bacalao en porciones y enjuagar el exceso de sal bajo un chorro de agua. Colocar el pescado en un recipiente grande con agua (usar tres porciones de agua por cada porción de bacalao). El recipiente con el pescado debe mantenerse fresco, de 6 a 8 °C durante todo el proceso. Cambiar el agua cada 10 o 12 horas. Después de 48 horas, el pescado estará listo para cocinarse. Sin importar la receta que se elija para las fiestas del 15 y 16 de septiembre, lo más importante cuando de cocinar bacalao se trata, es la elección del propio pescado. Existe una gran diferencia entre cualquier bacalao y el auténtico bacalao noruego, que se desarrolla en condiciones salvajes, en un clima de hasta -27 grados centígrados y en las circunstancias idóneas para obtener una carne sin grasa, suave y exquisita. Además, se caracteriza por su carne sin grasa (menos del 3%), libre de carbohidratos, rica en Omega-3, y vitaminas A y B12. Es importante tomar en cuenta, al momento de elegir el mejor bacalao, revisar que éste tenga un etiquetado de origen claro, como la marca de origen Seafood from Norway o la etiqueta “Bacalao noruego”, que da al consumidor la confianza de que está adquiriendo un alimento avalado por el Norwegian Seafood Council.