¿Conoces la evolución de los relojes inteligentes?


POR: ANA ROMERO


Desde su aparición a mediados del siglo XIX, el reloj de pulsera ha ido transformándose y adaptándose a los cambios tecnológicos de la actualidad. En la antigüedad, el reloj calculaba únicamente el paso del tiempo, ahora más alla de ser capaces de medir la frecuencia cardiaca, calidad de sueño, ubicación exacta vía GPS y hasta realizar y recibir llamadas telefónicas, se han convertido en nuestros mejores socios para mantener un monitoreo integral de la salud, nuestro entrenador y asistente personal.

Pero ¿sabías que una de las principales necesidades de usar reloj de mano surgió con los pilotos y militares? ¡Así es! Resulta que tanto los pilotos como los militares, cada uno en su área, requerían ver la hora sin tener que sacar su reloj del bolsillo. A partir de esto, dichos accesorios comenzaron a producirse de manera masiva con la Primera Guerra Mundial.

Como es bien sabido, hasta hace unos años los relojes de mano solo señalaban la hora y aunque algunos incluían herramientas básicas de ubicación, otros se enfocaban en incluir funciones digitales como la calculadora o el cronómetro. A partir de este punto, han evolucionado incorporando funciones más complejas y hoy son pequeñas computadoras, capaces de navegar por internet, manejar los accesorios inteligentes del hogar a través de comandos de voz, entre muchas otras cosas.

Y quizá te preguntes ¿cómo se fue dando esta evolución del reloj clásico al inteligente o ahora mejor conocido como smartwatch? ¿cómo empezó todo? Pues resulta que el smartwatch es un accesorio que surgió hace ya algunos años y que con el tiempo ha ido añadiendo aplicaciones nuevas y diferentes materiales. El primer reloj digital fue lanzado en el año 1972 y de ahí a los relojes inteligentes solo pasaron unos años.

En la década de los 80’s surgieron los relojes con calculadora, estos fueron pioneros durante toda esta época, ¿cómo olvidar el popular reloj con calculadora, cronómetro, alarma y aparte resistente al agua? Sin duda fue lo más avanzado y de moda por muchos años.

Los dispositivos fueron todos muy similares hasta el año 2000, que se dio a conocer el primer reloj inteligente como tal, ya que contaba con sistema Linux, memoria RAM y Bluetooth. Esto ya suena más a los smartwatches que hay hoy en día, ¿cierto?

Durante los siguientes años fueron apareciendo diferentes tipos, pero no fue hasta 2012 que llegó el tipo de smartwatch que no ha parado de adaptarse a las necesidades del mercado que existen hoy en día. Desde entonces el ecosistema de dispositivos inteligentes se ha extendido adquiriendo nuevas funcionalidades.

Un ejemplo de esto, son los modelos de Amazfit, marca líder en dispositivos inteligentes portátiles, quién lanzó su primer smartwatch en el año 2016 y que dentro de sus características se encontraban: GPS integrado, monitoreo 24/7 de la frecuencia cardíaca, certificación IP67, y 5 días de autonomía.

Siete años después, Amazfit ya cuenta con una excelente y gran oferta de relojes inteligentes con un potente sistema operativo que cumple con todas las necesidades tecnológicas, innovadoras y de salud. A continuación, te dejamos un listado de los diferentes smartwatches de la marca:

  • Amazfit serie GTR 4 y GTS 4. Líderes de la gama Lifestyle, cuenta con posicionamiento de doble banda e importación de ruta, micrófono y parlante integrados para realizar llamadas telefónicas, y almacenamiento de música.

  • Amazfit T-Rex 2. Reloj robusto con 15 certificaciones militares para exteriores, autonomía de hasta 24 días, y más de 150 modos deportivos integrados.

  • Amazfit serie Bip 3. Reloj con gran pantalla a color, 2 semanas de autonomía y 4 sistemas de posicionamiento satelital.

  • Amazfit Band 7. Banda inteligente con gran pantalla HD AMOLED y 120 modos deportivos incorporados.

Su último lanzamiento fue con la presentación de la nueva serie Amazfit GTR 4 y el GTS 4 en el año 2022; dos relojes inteligentes que mezclan experiencias de deportes y estilo de vida de siguiente nivel. Ambos dispositivos incluyen llamadas Bluetooth en la muñeca, 154 modos deportivos, detección de músculos ejercitados, GPS de antena de doble banda para mayor precisión, entre otras innovadoras características.

Así que, después de leer toda esta evolución y avance tecnológico, ¿qué crees que podría incluir el próximo smartwatch que nos sorprenderá?