Aprende a interpretar la tabla de crecimiento de tu hijo


POR: AGENCIA


Los pediatras tienen diferentes herramientas que pueden usar para medir la salud de tu hijo. Una de las

mejores es la tabla de crecimiento.

A veces puede ser difícil comprender todas esas líneas y números que tienen estas tablas; si has sentido confusión para interpretarlas, no te preocupes, no está sola. El Dr. Antonio Rojo, Gerente Médico en Abbott, comparte información valiosa sobre como decodificar y entender la tabla de crecimiento de tu hijo.


Una ventana a la salud de tu hijo


Las tablas de crecimiento 1 puede parecerte irrelevantes, pero contiene información clave para la salud de tus hijos por que el crecimiento es un indicador de muchos aspectos de su bienestar, como su desarrollo cognitivo, inmunidad y estado nutricional.


Una talla no funciona para todos


Las tablas de crecimiento utilizan diferentes medidas conocidas como percentiles, los cuales sirven para comparar el peso, estatura y, en el caso de los bebés, el tamaño de la cabeza, con los de otros niños de su misma edad y género. Cuanto más bajo es el percentil, más pequeño es el niño. Por ejemplo, si tu hijo está en el percentil 75 de estatura, eso significa que es más alto que el 75% de los niños de su edad. Los

niños de estatura promedio para su edad según los estándares de crecimiento infantil de la OMS se ubicarían en el percentil 50.


Es natural suponer que cuanto más alto sea un niño es mejor, pero no es necesariamente el caso.


Muchos factores influyen en el tamaño de un niño, incluida la genética, la nutrición e incluso su entorno. Por ello, en lugar de centrarse en un dato específico, los pediatras están mucho más interesados ​​en la tendencia de crecimiento individual de cada niño.


Por ejemplo, un niño que ha estado constantemente en el percentil 30 en estatura o peso puede estar experimentando un crecimiento perfectamente saludable; sin embargo, si ese número cayera repentinamente al percentil 15 o menos, el pediatra tendría que hacer una mayor investigación sobre la causa.


Sumando los números


Debido a que los niños experimentan diferentes tasas de crecimiento según su edad, existen dos tipos de tablas. La primera está diseñada para bebés hasta los 2 años, mientras que el otro es para niños y adultos jóvenes de entre 2 y 20 años 2 .


Considera que en cada consulta, el pediatra de tu pequeño medirá su estatura y peso para analizar la tendencia de crecimiento. Luego trazará los resultados en la tabla; pero ahora no tienes por qué esperar hasta la próxima cita para conocer e interpretar estos resultados, tú misma puedes descargar las gráficas que se utilizan para interpretar los resultados.


ARTÍCULO

El Dr. Rojo te explica cómo hacerlo:

1. Identifica una tabla de crecimiento 3 en el sitio de alguna institución de salud.

2. Ubica la edad de tu hijo en la parte superior de la tabla. Luego, dibuja una línea vertical desde la parte superior hasta la parte inferior.

3. A continuación, busca el peso o la estatura de tu hijo en el lado izquierdo de la tabla. Dibuja una línea horizontal de izquierda a derecha.

4. Haz un punto donde las líneas horizontales y verticales se cruzan.

5. Encuentra la curva más cercana al punto; este es el percentil de tu hijo.


Toma en cuenta que si tu hijo se atrasa en el crecimiento, su pediatra tendrá que determinar si existe un motivo de preocupación y/o brindar sugerencias para ayudar a respaldar un crecimiento saludable, Incluidas recomendaciones sobre cómo incorporar calorías y nutrientes adicionales en la dieta del pequeño. Una opción que podría sugerir es recomendar un producto de nutrición oral, ahora existe opciones que contienen 7 gramos de proteína y 27 vitaminas y minerales por botella y que además han

demostrado clínicamente que ayudan en el crecimiento de los niños.


Es probable que el pediatra de la familia tenga sugerencias adicionales sobre formas de promover un crecimiento saludable para los niños. Si alguna vez te preocupa que tus pequeños se estén quedando atrás, o si solo tienes preguntas sobre cómo apoyar para que tengan un crecimiento saludable, no dudes en programar una cita con el pediatra.