“Maschio Prosecco"...lo más espumoso que necesitas


POR: LILIANA HERNÁNDEZ

FOTO: CORTESÍA


Muchos de nosotros somos amantes de los buenos vinos, más si se trata de uno espumoso, Maschio Prosecco es una de las opciones que puedes tener en tu mesa y disfrutar de un rico sabor, con esa textura que tu paladar necesita.


La gama de vinos Cantine Maschio es el regalo perfecto para los amantes del vino espumoso, o simplemente para disfrutar en casa con la familia, a veces no se necesita de un momento especial para disfrutar de una copita de vino, puede ser el estrés del trabajo, la rutina o simplemente para relajarse un momento solos.


Y para esos momentos, Maschio Prosecco es la botella ideal para que puedas disfrutar de cada momento y tengas en tu mano uno delos vinos más ricos en el mercado.


Los vinos de la Cantine Maschio nacen de uvas provenientes del valle de Piave en Italia. Ésta es la tierra del Prosecco donde las viñas se han cultivado por más de tres mil años.

Hoy en día, Cantine Maschio es uno de los principales productores Italianos de Prosecco.


Un vino que con su frescura, vivacidad y ligereza ha creado un nuevo estilo de consumo, el cual inspira a la convivencia, al aperitivo y a los cocteles conocidos como spritz, está es una gran opción ya que encontrarás un toque especial de disfrutarlo, y no solamente como por muchos años lo hemos bebido, completamente solo.


El Maschio Prosecco Treviso es un espumoso de calidad superior de color amarillo pajizo, de aroma fresco y floral, es muy agradable al paladar con sus notas aromáticas y su equilibrada acidez, lo hace la opción ideal para maridar con salmón, mariscos, pastas con crema y postres como tartas o crepas que combinan a la perfección con sus delicadas notas de frutales y cítricas.


En comparación con los vinos espumosos que se obtienen mediante el Método Clásico y el Método Charmat que prevén una doble fermentación, Maschio utiliza una sola fermentación alcohólica para mantener la frescura, el aroma y el sabor frutal natural del mosto de uva.


Dentro de su gama, también se encuentra el Maschio Prosecco Rosé el cual integra con destreza tres de las mejores variedades de vid de la región de Veneto: Raboso, Pinot Nero y Pinot Bianco que logran un color rosa luminoso con perlage fino y persistente, es aromático con notas frutales y florales que lo hacen excelente como aperitivo y además acompaña muy bien cualquier comida como salmón, risotto, paella, pizza, jamón serrano y carnes frías; además de postres con frutas como tartas y chocolates.


Y ya que mueres por probarlo, aquí te contamos un poco de historia de la marca.


La historia inicia en 1973, cuando Bonaventura Maschio transforma la destilería de su familia en una hacienda vinícola que desde entonces se colocó a la vanguardia tecnológica y productiva.