Incontinencia urinaria: te explicamos por qué no es un tema de edad



Por: Redacción


En México, más del 50% de la población de mujeres padecerá incontinencia urinaria, según la doctora Atziri Ramírez Negrín, especialista en Urología Ginecológica. Aunque dentro de los factores que pueden llegar a propiciar este padecimiento se encuentra la edad, no necesariamente esta será la principal razón de la aparición de la incontinencia pues 1 de cada 3 mujeres mayores de 35 años sufre de fugas de orina, aunque estas sean pequeñas, afirma el urólogo y miembro honorario de la International Continence Society, Paul Abrams.

Así que es un hecho, cualquier mujer a cualquier edad puede sufrir de incontinencia urinaria. Sus causas, entre otras, son: el embarazo, el parto, el sobrepeso, daño en los nervios que controlan la vejiga, o también puede ser causada como efecto secundario de una cirugía. Según datos de la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud de Estados Unidos, incluso el consumo de ciertos tipos de medicamentos, de cafeína o algunas infecciones en el tracto urinario pueden desencadenar los síntomas de este padecimiento.


Asimismo, la menopausia es también un motivo que hace aparecer a la incontinencia. Sin embargo, las causas que la generan pueden variar según el tipo que se padezca; hay tres de ellas: la incontinencia por esfuerzo, por urgencia y mixta.


La incontinencia urinaria de esfuerzo es la más común, y la que aparece con mayor frecuencia en mujeres jóvenes según, la gineco-obstetra del NewYork–Presbyterian Hospital, Jhansi Reddy. Las causas que propician la presión de la vejiga y la subsecuente fuga de orina se deben, en la mayoría de los casos, a reír, toser, estornudar o la actividad física.

Por otro lado, la incontinencia urinaria de urgencia, también conocida como vejiga hiperactiva, se debe a la pérdida de fuerza en los músculos del esfínter que controlan la vejiga lo que provoca una sensación constante de ir a orinar (pueden ser más de 8 veces al día), y en muchos de los casos, las mujeres no alcanzan a llegar al baño.


Si bien la incontinencia urinaria no es una enfermedad que amenace fuertemente la salud, sí impacta directamente en la calidad de vida de las mujeres que la padecen. Según la última encuesta realizada por Essity y Tena sobre los tabúes alrededor de la incontinencia, la mayoría de las personas se privan de realizar actividades como usar el transporte público, asistir a conciertos o eventos deportivos, ir al gimnasio o, incluso llegan a faltar a sus escuelas o trabajos por la incomodidad que las fugas de orina originan.


En todo caso, hoy en día las marcas enfocadas en abordar este padecimiento han diseñado diferentes líneas de productos que tienen como finalidad devolver a las mujeres la confianza necesaria para realizar cómodamente sus actividades diarias. Un ejemplo de esto son las toallas femeninas LADY DISCRET de TENA® que protegen de los goteos de orina (ligeros, moderados y abundantes) con diferentes tecnologías que absorben cualquier tipo de fluidos y neutralizan los olores.


A pesar de que la incontinencia urinaria puede aquejar a más de la mitad de las mujeres en nuestro país y afectar en gran medida su calidad de vida, hoy en día difícilmente hablamos sobre ella, su importancia y el tratamiento que se debe seguir para contrarrestarla. El principal motivo de esto es que las personas sienten vergüenza al decir que padecen de esta patología, pues temen ser vistas con rechazo o ser catalogadas como antihigiénicas. Sin embargo, el primer paso para tratar sus síntomas, por extraño que parezca, es hablar sobre él pues aún incluso lo ocultan en las consultas médicas.


En muchos casos, el hablar sobre este padecimiento puede generar estrategias para controlarlo. El Dr. Arturo Hénandez Jiménez , urólogo y ginecólogo especialista de TENA® refiere que según la persona y el nivel de incontinencia que tenga, el tratamiento puede ir desde ejercicios que fortalezcan las paredes pélvicas, pasando por medicamentos hasta la cirugía. Además, en la actualidad también existen productos que ayudan a mejorar la calidad de vida de las mujeres con incontinencia urinaria como los pantiprotectores y toallas TENA® Lady Discret que han sido diseñados para ajustarse a cada tipo de cuerpo y de vida.

Tener incontinencia urinaria no es cuestión de edad y no es razón para detener tu vida.