Descubre como controlar el flujo vaginal


POR: LILIANA HERNÁNDEZ


El flujo diario vaginal es parte de la naturaleza del cuerpo, y aunque muchas veces creamos que es algo malo, no es así, esto es para mantener sanos los tejidos vaginales.


El flujo vaginal proporciona lubricación y brinda protección contra infecciones e irritaciones. Aun así, hablar de cómo luce o de las señales que puede estar dando sigue siendo poco frecuente debido a tabúes que a veces permanecen alrededor de la zona íntima y hasta de la menstruación.


Por eso, Alejandra Contreras, ginecóloga de Saba, una marca de Essity, nos explica cuáles son las características del flujo diario vaginal, así como las alertas que requieren atención médica, y algunas recomendaciones para mantenerte saludable.


Primero, hay que decir que el flujo diario vaginal es toda secreción que sale de la vagina y que no es propiamente la menstruación. Su función es mantener humectado y limpio el tejido de la zona, y de acuerdo con la experta, una de sus características comunes durante la ovulación es que sea transparente o ligeramente blanco, muy parecido al color de una clara de huevo. En cambio, una vez que comienza el ciclo menstrual, el flujo puede volverse más lechoso, con una consistencia más cremosa. De cualquier modo, en ambos casos dichas características indican una condición saludable.


Sin embargo, hay señales de alerta que deben atenderse con profesionales de la salud en el momento en que las identifiques en tu cuerpo. Alejandra Contreras explica que si el color del flujo comienza a tornarse muy blanco y opaco es muy probable que este indique el inicio de una infección, muchas veces habituales en la vida reproductiva de cualquier mujer y persona menstruante.


También debes buscar ayuda de un especialista ginecológico si el flujo tiene sangre de forma regular, pues puede deberse a la formación de pólipos (más comunes durante la menopausia de las mujeres), fibroides (mejor conocidos como miomas), inflamación cervical (hinchazón del cuello uterino) o alguna infección.

O bien, si el flujo se torna amarillo o verdoso y está acompañado de comezón, ardor y un olor desagradable, puede que tengas una infección pélvica o alguna otra infección de transmisión sexual.


¿Qué tiene que ver nuestro estilo de vida con el estado del flujo diario vaginal?


Todo. De acuerdo con Alejandra Contreras, existen factores que pueden alterar la flora vaginal. Entre ellos, están aspectos internos como la edad, que aumenta la posibilidad de que esta se deteriore de forma gradual, o la menstruación, la cual también disminuye el flujo diario vaginal.


En el caso de los externos, la falta de una rutina de higiene íntima o el uso inadecuado de productos o el consumo de ciertos medicamentos, como los antibióticos, pueden perjudicar la flora vaginal.

También considera que una dieta rica en carbohidratos puede favorecer el crecimiento de bacterias patógenas en el tracto intestinal y urinario, y que la ropa la ropa ajustada no permite una transpiración adecuada, lo que provoca un aumento en la humedad de la zona V.

Por ello te damos algunas recomendaciones para mantener la flora vaginal en mejor estado: llevar una rutina de higiene íntima adecuada con protectores diarios como los que ofrece Saba® con un portafolio extenso que brinda diferentes opciones para cada una de tus necesidades, que cuidan la piel de la zona íntima, recuerda cambiarlos mínimo 3 veces al día.


Se recomienda también usar jabón íntimo, como el Jabón Íntimo de Saba®, que está hecho específicamente para la zona V, ya que contiene ácido láctico que ayuda a mantener un pH ácido en la zona V y con ello reduce el riesgo de tener infecciones vaginales como candidiasis.


Usar ropa íntima de algodón y prendas que no sean tan ajustadas. Limpiar la zona v después de ir al baño de forma correcta, es decir, desde adelante hacia atrás. "Las Toallitas Húmedas de Saba® son excelentes para este propósito y lograr sentirte limpia y fresca”


Mantente atenta a las señales y vigila el estado de tu flujo diario vaginal para conocer mejor qué es lo que tu cuerpo necesita. Para ello, puedes usar diversas herramientas que te ayudarán en el cuidado de tu Zona V y apoyarte en los productos de Cuidado Íntimo Diario de Saba®, que son seguros y le dan beneficios a tu piel como limpieza, comodidad y frescura y la posibilidad de tener infecciones vaginales.