¿Cómo nació la primera página web de la historia?


POR: DIANA SÁNCHEZ


El próximo 23 de agosto se celebra el Día del Internauta. Fernando Migrone,

Vicepresidente de Marketing de Zendesk en Latinoamérica, en su texto Día del Internauta:


La primera página web de la historia, nos cuenta este suceso que cambió la forma en como interactuamos con el mundo.


En 1991, el ingeniero británico Tim Berners-Lee lanzó el primer servidor web de la historia bajo las siglas de World Wide Web (WWW), que permitió la creación del término

internauta.


Dos años antes, él había creado el protocolo de transferencias de hipertextos, pero no había manera de acceder a contenido.


Para navegar por internet, se necesitaba paciencia, porque la velocidad para conectarse y acceder a contenidos era muy lenta. Además, el diseño de páginas era poco amigable, al no existir soporte y atención a usuarios.


Antes, nadie deslumbraba la importancia de tener una página de internet o tener

conversaciones con otros internautas. La evolución de la navegación ha permitido que los

internautas hayan dejado de ser objetos pasivos y sin posibilidad de ser escuchados, a

contar con diferentes herramientas para interactuar.


En el año 2000 había menos de 50 millones de sitios web; en 2010, sumaron 200 millones y, en 2021, se calculan en 1,880 millones, según datos de Statista. En la actualidad, la exposición de las personas a Internet puede ser de casi 7 horas al día, por lo que han cambiado las necesidades de interrelación con las páginas.


Uno de los elementos a considerar por las empresas al tener una página web es la

experiencia del internauta. Información del reporte CX Trends 2022 de Zendesk, el 54 %

de los encuestados siente que el servicio de atención al cliente es en lo último de lo que

cuidan las empresas.


Conocer las expectativas de los clientes y tener un trato humano, es la clave para el éxito y garantizar su permanencia. El tener un sitio con contenidos útiles, con diseños atractivos y sencillos, contenido actualizado, que se adapte a cualquier dispositivo, acceso sencillo a canales de e-commerce, ayuda a empoderar al internauta.


El tener distintos canales de comunicación o omnicanalidad le permite al cliente

comunicarse por diferentes canales, con los mismos datos, intercambio y seguimiento de información más eficiente.


Se espera que el metaverso se integre a la vida de los internautas para la mejora de ventas digitales y la mejora en la atención al cliente.