3R Effect: qué es y por qué hace magia en tu rostro


Por: Agencia


Tener una piel bonita y matificada, es fácil; solamente necesitas desarrollar una rutina adecuada de skincare. Uno de los tipos de piel con mayor complejidad es la piel grasa, ya que existen diversos factores que pueden ser generadores de imperfecciones e inflamación en los poros.


En el mercado, hay un sinfín de opciones para tratar la piel grasa; desde productos con químicos como el ácido acetilsalicílico, los cuales pueden funcionar de manera temporal pero pueden crear daños a la larga como descamación y resequedad. Opta por aquellos como ASH que tienen ingredientes naturales como la menta, el romero o el agave azul que son astringentes, equilibrando la grasa facial.


Uno de los sistemas que está llamando la atención en la cosmética por los resultados que genera en pieles grasas, es el 3R Effect, un sistema que se llama así por sus 3 funciones: Regula el sebo, Reduce la inflamación de los brotes y Reestablece la microbiota natural de nuestra piel.


Regulación de sebo

En las pieles grasas, las glándulas encargadas de producir el sebo se encuentran en zonas determinadas del rostro; frente, nariz y mejillas; también conocida como Zona T, donde la piel tiene los poros más dilatados,es mucho más gruesa y brillosa.

Utilizar un producto con el 3R Effect y que contenga ingredientes naturales, ayudará a regular la seborrea y equilibrar tu piel.


Reduce la inflamación

La piel puede ser vista como un ecosistema de aproximadamente 1.8m² de tamaño; proporciona diversos hábitats para una amplia gama de microorganismos. La diversa colección de microorganismos que viven en la piel comprende bacterias, hongos y virus y la inflamación del rostro debido al sebo excesivo, fomenta el crecimiento de la propionibacterium, una bacteria que está relacionada con la aparición del acné. Al darle una limpieza profunda con productos que contengan ingredientes como el Tea Tree Oil y en conjunto con el 3R Effect en la piel, ayudan a controlar las bacterias de la piel grasa para que así reducir la inflamación y enrojecimiento de los brotes.


Reestablecimiento de la microbiota

Al darle un cuidado constante a tu piel con productos como ASH, tu piel tendrá menos brillo, desarrollará una menor suceptibillidad al desarrollo de acné y tendrá una mejor apariencia gracias a que tendrás menos irritación, por lo que tu microbiota se reestablecerá dando como resultado una piel sana, hidratada y hermosa.


Esta combinación de resultados ayuda a que nuestra piel vaya disminuyendo paulatinamente la grasa facial y además, evita que las bacterias que se alojan en los poros generen erupciones como puntos negros y barritos, haciendo que nuestro rostro se vea sano, limpio y matificado.